El único freno sobre el agua del mundo

La sensación de control es total. Con solo mover una palanca, la moto se detiene. Y si la mueves otra vez, podrás desplazarte marcha atrás.

Además, como la palanca de freno se encuentra a la izquierda y la de aceleración a la derecha, te permite mantener ambas manos en el manillar dándote mayor seguridad y que cualquier desplazamiento y atraque sea más fácil.

¡Facilidad de maniobra asegurada para diversión sin límites!